CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 14 de agosto de 2014

EN BAJADORA

Fig. 1.- No hay nadie en el chavismo actual que represente mejor a la Venezuela revolucionaria y postrada economicamente que Maria Gabriela, en una demostración que Chavez Vive.


Ya lo fue anunciado por el Canciller Elias Jaua en cadena de radio y televisión, María Gabriela Chavez Colmenares fue designada Embajadora alterna ante la ONU. La joven Chavez va a representar oficialmente al país que es actualmente, ante la mas grande alianza de naciones.
 
Mejor figura del régimen no podía escogerse. Maria Gabriela representa al detalle lo que fuimos hasta la llegada de su padre, quien arrasó con el ancient regime por cualquier defecto que se le ocurriera en su demencia discursiva y construyó otro magnificando las taras políticas anteriores, refinando sus peores injusticias constitucionales y asumiendo los mayores rodeos éticos, uno de los cuales - el nepotismo - se manifiesta en la designación oficial de María Gabriela.
 
De manera que arrecharse, porque "María Gabriela no representa a Venezuela" no debe ser lo que le quite el sueño a los venezolanos de bien.
 
Las banderas de la corrupción, el militarismo, el narcotráfico, la inconstitucionalidad, las persistentes violaciones al estado de derecho por parte del régimen, la pérdida de la soberanía, la inseguridad, el desabastecimiento, la pobreza, el bajo poder adquisitivo y la inflación, mas la fragmentación de la sociedad venezolana representan en María Gabriela la realidad de que Chavez vive todavía en todos esos morbos políticos, sociales, económicos y militares.
 
Mas allá de chapear con su pasaporte diplomático que le garantiza inmunidad e impunidad en la bolita del mundo, María Gabriela va a hacer el trabajo que ha debido asumir la oposicion, desnudar globalmente al régimen en su verdadero rostro democrático.
 
No se arrechen, las cartas credenciales de Maria Gabriela son las mismas de los hijos de Hussein, Kadhaffi, Trujillo, Gomez y otros sátrapas planetarios.
 
La maquinaria oficial de propaganda roja rojita se convirtió en subidora de la imagen del regimen a nivel planetario, Maria Gabriela se convertirá en bajadora de la realidad venezolana desde donde está actualmente.
 
Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.

BORLAS Y BOLAS

Fig. 1.- Borlas y bolas tienen la obligación de cohabitar en la coyuntura politica del pais.


Respeto mucho los créditos académicos que puedan tener algunos compatriotas de los que habitualmente hacen uso de los medios de comunicación formales  (prensa escrita, radio y televisión). Igualmente a quienes periódicamente hacen uso de las redes sociales para expresar sus opiniones sobre la coyuntura política del país. Es un respeto que avanza o retrocede en la medida de la existencia de la reciprocidad. Dicho esto paso a lo mío.

A estas alturas del juego soy un firme convencido de la naturaleza del régimen. Esta convicción no está asentada en algo teórico, en inspiraciones oníricas, ni en premisas. La soporta la realidad de su desenvolvimiento durante 15 años de ejercicio de poder, pero además también apelamos al referente de su entrada en la escena política venezolana, el 4 de febrero de 1992.

Todo eso nos facilita una conclusión de entrada, que es categóricamente impepinable; la nomenclatura revolucionaria está dispuesta a todo para conservar el poder, así como lo estuvo para llegar. Es bueno que se lea muy bien la conclusión, el régimen está dispuesto a todo para mantenerse y recuperar el poder, en caso de perderlo.

Uno siente que el liderazgo opositor, que ha estado pendulando durante 15 años de régimen, desde las pifias más ingenuas de sus carencias hasta los yerros más tendenciosos de sus intereses, ha actuado sin conocer a quien confrontan. Ese desconocimiento del contrincante, presuponiendo que es un competidor formal, de naturaleza democrática y respetuoso de las reglas del juego político ha elevado el margen de riesgo para los seguidores, pero además pone lejísimo la posibilidad de la recuperación de las banderas que se han perdido en este periodo.

Conceptos como la libertad, la independencia, la soberanía, la paz, la unidad, la democracia, el estado de derecho y la vigencia de la constitución nacional son los estandartes que hay que recuperar cuando se retorne a los fueros institucionales de la Venezuela post revolucionaria. Para eso es fundamental la determinación de algo muy importante en cualquier planificación  ¿Cuáles son las posibilidades del enemigo?

El régimen ha movilizado inconstitucionalmente sus milicias en previsión de cualquier contingencia de la FAN de línea que ponga en riesgo su estabilidad y frecuentemente alude a la disposición de las Unidades de Batalla Bolivar-Chavez (UBBCH) que rondan según el último parte en 13.683 unidades que “cada cuatro UBBCH van a conformar un grupo de lucha popular, una red de luchas populares, y vamos a ser una vanguardia revolucionaria de un millón de combatientes para la revolución” según lo expresado por el camarada Diosdado cabello, presidente de la AN.

Para articular todo esto existe un Alto Mando Político Militar de la revolución bolivariana y el monitoreo permanente de cubanos asignados por el régimen de Fidel/Raul Castro, dispuestos a sostener el gobierno por encima de todo y…con todo.

Por eso insisto, con el debido respeto a la borlas de los compatriotas y a las togas de otros tanto, que nos las estrujan para argumentar que a fuerza de Bobbio, Hobbes, Tayllerand, Von Hayek, Huntington o Sartori, Nicolas Maduro y sus secuaces van a aceptar una Asamblea Nacional dominada por la oposición o a compartir alguno de los otros poderes públicos con la oposición y en el lejano horizonte una elección ganada por la oposición. Es bueno bajarnos de la nube académica, descalzarnos de las pantuflas de la toga, y poner al lado y al mismo nivel de las borlas de los logros en los paraninfos universitarios, otro tipo de colgantes biológicos y pasionales para la ocasión.

En 15 años de régimen chavista hemos tenido dos (2) victorias. El 11 de abril de 2002 Hugo Chávez estuvo fuera del poder por 36 horas, eso fue el mérito de la presión de las bolas del pueblo en #LaCalle y el soporte de los militares institucionalistas. El posterior retorno es otra historia donde las borlas privaron sobre las bolas.

La otra victoria fue el 2 de diciembre de 2007. La fuerza de #LaCalle empujada por los estudiantes a raíz del cierre de Radio Caracas Televisión el 27 de mayo, obligó al gobierno a llamar apresuradamente a un referéndum aprobatorio de un grupo de reformas constitucionales, que fue derrotado en la consulta. Acá las borlas en yunta con las bolas le provocaron a Hugo Chávez una “victoria de mierda”.

El régimen está dispuesto a todo para eternizarse en el poder, pero eso solo será así hasta que alguien ponga por delante de sus bolas sus propias borlas y le susurre al presidente “vámonos, que pescuezo no retoña”.

Borlados, biborlados, triborlados y cuatriboleados opositores pueden cohabitar y actuar para recuperar la democracia.
En esta coyuntura que se avecina todos nos necesitamos.

miércoles, 13 de agosto de 2014

...O MUERTE !

Fig. 1.- La revolución bolivariana ha querido darle vida a la patria nueva, induciendo una cultura de la muerte en la nueva sociedad del hombre nuevo.

Para Argenis de Jesús Leon Contreras, otro zaraceño asesinado en la cultura bolivariana de la muerte.


En un país donde la vida no vale nada, que nos evoca a la tragedia de una ranchera llorosa al filo de una rocola quejosa, escribir sobre el problema de la inseguridad en Venezuela se ha vuelto tan cotidiano como oír a Jose Alfredo Jimenez cantando... «La vida no vale nada».
 

Hace poco en un programa de radio, exteriorizábamos que un país donde se anima desde las más altas esferas de poder un olímpico desprecio por la vida y se vende una increíble indiferencia por la muerte, ese es el indicativo más evidente de un país compuesto por una sociedad enferma.
 

Recientemente en la popular parroquia El Valle, los vecinos capturaron un violador a punto de desgraciar a una menor e inocente de 7 años, lo amarraron y allí, frente a todos, la turba enardecida lo ejecutó después de descuartizarlo. Inmediatamente lo quemaron y lanzaron los despojos, aun humeantes, para escarmiento de propios y extraños que transitaban apáticos e insensibles; a la avenida intercomunal de El Valle.
 

Eso es un autentico desprecio por la vida y una categórica indiferencia ante la muerte.

 
Independientemente de las motivaciones para hacer justicia a la manera de Fuenteovejuna, como en este caso, la vida está dejando de ser un valor primario dentro del grupo de referentes que siempre atesoró el venezolano y se ha convertido en el camino expedito para llevar la muerte siempre como compañera de viaje… como víctimas o como victimarios.
 

Somos una sociedad enferma en camino hacia nuestra propia destrucción como individuos, como familia, como sociedad y al final como nación y dentro de nuestra convalecencia muy poco hacemos para tomar la medicina correcta. El diagnostico lo conocemos.

 
Desgraciadamente, los niveles de morbilidad han sido inducidos propagandísticamente por el régimen en el poder, con la idea de sacar ventajas políticas y réditos electorales en su objetivo de perpetuación al frente de los destinos de Venezuela.
 

Lo que inicialmente fue un lema movilizante para las concentraciones del régimen, se convirtió al final, en el día a día de la sociedad venezolana. Tratando de construir la patria nueva que se ha mercadeado en el socialismo, nos encontramos siempre, en cualquier recodo del camino revolucionario, a la muerte. Así ha sido a lo largo de estos últimos 15 años.
 

El hombre nuevo, moldeado en los modos y maneras del socialismo del siglo XXI ha crecido con la muerte más allá de un grito revolucionario y un lema del activismo y lo ha convertido en su carta de presentación en la construcción de la nueva sociedad venezolana.
 

El culto a la muerte es el himno revolucionario que se canta desde Miraflores en todas las alocuciones de radio y televisión desde los tiempos de Hugo Chávez, y la mitificación del liderazgo en un muerto al que le truenan salvas de artillería los 5 de cada mes y se le hace peregrinación en cada fecha patria hacia el Cuartel de La Montaña es el ABC en la revolución bolivariana; pero además vivimos en una permanente guerra política, económica, social, cultural con un enemigo imaginario al que hay que destruir y ya ustedes saben que toda guerra es el camino hacia la muerte.

La vida no vale nada en Venezuela. Hemos pasado en estadísticas a tener 79 homicidios por cada 100 mil venezolanos y bajo este esquema político nada indica que esos números macabros vayan a mejorarse.
 

El gobierno ha lanzado con toda la parafernalia roja rojita 21 planes de seguridad que se han quedado en eso, en la pantalla de la presentación en power point y en lo declarativo del ministro de turno. Cuadrantes de seguridad, patrullajes inteligentes y patrias seguras se han estrellado contra una manera de vivir y relacionarnos en la sociedad que se incubó oficialmente en la mente de las clases D y E - las más proclives hacia el delito -  el 2 de febrero de 1999 en plena Avenida Los Próceres. En esa ocasión el nuevo presidente de la republica de Venezuela y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales en plena exaltación discursiva se volteó hacia el alto mando militar, altas autoridades civiles y militares, y la nutrida representación diplomática invitada para preguntar si había alguien que no fuese capaz de robar para darle de comer a un hijo.
 

De aquellos polvos discursivos de Hugo Chávez son estos lodos del delito exponenciado, la inseguridad desbordada y la muerte en cada recodo de la patria nueva que se mueve en la mano que aprieta el puñal o el dedo que aprieta el gatillo del Smith and Wesson del especial que se tercia el hombre nuevo como Pedro Navaja.
 

Desgraciadamente es verdad, en estos tiempos revolucionarios, no vale nada la vida, la vida no vale nada.

martes, 12 de agosto de 2014

EMBARRADOS

Fig. 1.- La irresponsabilidad del liderazgo de la oposición ha venido arrastrando el barro que originaron los polvos de sus errores iniciales en la confrontación con el regimen revolucionario.

No deja de sorprenderse    uno con las declaraciones tendenciosas y muy poco “unitarias” de columnistas, opinadores, dirigentes  y multiborlados en política y otras ciencias sociales abiertamente conservadores y alineados con la línea de AD, PJ y UNT, y en especial con la candidatura de Henrique Capriles Radonski a raíz de la grave crisis que está atravesando el liderazgo de la oposición aguas adentro de la coalición acordada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Resalto que la crisis es del liderazgo de la oposición – nada que ver con los seguidores -  tanto de quienes empujan las decisiones de la MUD, como de quienes adelantan otras estrategias distintas de manera paralela.

Cada día se notan groseramente mas, las costuras de la responsabilidad de la crisis en el liderazgo opositor. Este se aferra escandalosa e inútilmente a una tabla de salvación que depende más de sus miedos y aprensiones a perder los privilegios de los cargos que exteriorizan ilegítimamente y la representatividad de las franquicias en que han convertido sus propias organizaciones políticas, que de conseguir los fines y logros democráticos como la libertad, el estado de derecho y la unidad de la nación.

Cuando se hace un recuento de las metidas de pata del liderazgo opositor desde las ya lejanas elecciones de 1998, que permitieron la victoria del Teniente Coronel Hugo Chávez Frías en las elecciones del 6 de diciembre, uno no termina de sorprenderse del caretablismo con que arrean en sus decisiones los lideres, desde aquellos polvos secundados siempre por la iluminación y centelleante argumentación de los #MojonesDeMonja y sus dispuestos alabarderos dominicales que convierten en barros y lodazales las oportunidades de cambio en el país.

El liderazgo no ha aceptado sus pifias en la definición de la política para enfrentar al régimen durante 15 años. Sus yerros en la determinación de la estrategia tampoco han sido asumidos y mantienen una terca actitud de  continuar dándose cabezazos contra la pared.

Mientras sigamos así nos estamos haciendo merecedores con bastante holgura de los años de ejercicio presidencial de Hugo Chávez y los de ahora de Nicolas Maduro.

¡Ojala no nos toque calarnos directamente a Diosdado cabello en el Palacio de Miraflores!… pero por los vientos de irresponsabilidad de esta oposición parece que sí.

¿Seguiremos embarrados?

viernes, 8 de agosto de 2014

LLUVIA REPUBLICANA

Fig. 1.- El agua de la lluvia es una suerte de bálsamo que alivia las costuras de la desesperanza y cicatriza los guayabos de toda ley.


"Nuestras vidas son como los rios que van a dar a la mar que es el morir"
Jorge Manrique
 
 
Esta lloviendo en Caracas. El chaparrón ha generado una paralización del tránsito, que avanza paquidérmicamente como una sinfonía inerte e indolente que se va ejecutando con un desgano mecánico y un fastidio de pereza. La cola es un enorme bostezo de monóxido de carbono, sin el pudor de un pañuelo que cubra las vergüenzas reducidas en los labios apretados por la boqueada contenida y la humedad que nos bañaba del sudor vespertino previo.  
 
Llueve y fugazmente evocamos la mentira del mostacho capulinesco y propio de comics mexicano, enfundada con la banda presidencial de la última cadena de radio y televisión, secundada por la cáfila de bufones palaciegos.
 
Se desgaja violentamente el chaparrón y las calles se desaguan raudas y copiosas  arrastrando las miserias urbanas de los canales cercanos en un curso que ralentiza mucho mas la marcha automotora. El colectivo se adormece y pareciera entregarse al vaivén de la chorrera mientras tose el motor en una bocanada que lo ahoga de agua y combustible. Relampaguea, y al trasluz se asoman las puntas de las lanzas de los distintos factores disidentes que pujan alevosamente entre sí para enrollarse en la misma mentira presidencial, banda incluida y con sus propias bajas aliadas que quedan en el reguero de la perfidia ambiciosa, la aspiración aleve y la zancadilla unitaria que limita la recuperación republicana.
 
Una centella retumba cercana y sacude la anaconda automotriz de todo un catalogo de marcas y modelos que serpentea en el mar de agua en que se ha convertido la larga autopista linfática de Prados del Este hacia el noreste de la capital.
 
Los gruesos goterones del chubasco ametrallan la larga carrocería del Metrobus donde se amontona encogida y ahora friolenta parte de la fuerza de trabajo que mueve ese Titanic en que se ha convertido el país y que navega sin capitán, sin timón, sin rumbo y con mucha marinería de lado y lado, directo hasta el carajazo del iceberg de su propio destino.
 
Llueve mientras la cola de agua y automóviles se enfrenta a un enfurecido rio Guaire que avanza impetuoso y arrasador hacia Petare y desde allí hasta su desembocadura en el rio Tuy. Desde allí ya en despojos caldosos por la contaminación iniciada desde su nacimiento en inmediaciones del Macarao y el San Pedro hasta llegar boqueando y agónico, para morir en el ancho mar Caribe.
 
Hasta allí, en el mar, solo habrá un turbulento pasaje mortuorio de las aguas que recogió la lluvia amasada por una pendejera reflexiva y repasado en la somnolencia del viaje, mientras una gotera nos retorna a la realidad.
 
Termina la travesía anfibia del traslado y nos enguayabamos en la nostalgia de enfundarnos en un remendado pantalón de caqui, unas gruesas medias viejas y un franelón gastado y con huecos, testigo de ancestrales batallas de la vida, y al frente un caliente pocillo de café rebajado con papelón, mientras la historia del país desfila sin aspavientos y gris, bajo los acordes de la banda marcial de las gotas que repican en el techo de zinc.
 
El cielo termina de desangrarse a borbotones, a lo lejos empieza a abrirse paso entre los aun cerrados celajes de la timidez arcana, unos rayos de sol sobre el lavado asfalto.
 
Así se desagua la vida del país.


miércoles, 6 de agosto de 2014

TERCEROS COBRAPEO

Fig. 1.- Por los entresijos de las leyes, en algunas ocasiones, proveedores de servicios y clientes de los servicios de seguridad, asumen posiciones de "negreros"

Cobrapeo es la mejor denominacion que se le puede dar al trabajador de la seguridad ante la realidad de la novisima Ley Organica del trabajo, las trabajadoras y los trabajadores (LOTTT) y la implementacion real que le dan empleadores y clientes.
 
El nuevo ordenamiento laboral elimina la tercerizacion (Articulo 48) pero deja abierto el camino de los contratistas (Articulo 49) para encubrir la figura del tercero y por alli se encaraman los proveedores de servicios para mimetizar y amparar sus clausulas leoninas en perjuicio del trabajador y para apuntalar sus intereses.

En el caso de los trabajadores de la seguridad, que tienen un regimen especial por el servicio continuado de 11 horas al dia (Articulo 176) y un maximo de 42 semanales, proveedores y clientes hacen una yunta casi expresa y acordada para facturar y cancelar un servicio de primera categoria, exigirlo en su ejecución tambien de primera y al final - ambos - cancelar salarios de quinta.

Para el empleador (el principal beneficiario de la renta de los servicios del vigilante) la calidad en el perfil es marginal y mas accesoria lo es para el cliente, el cual para recibir una rebajita sacrifica potencialmente la calidad en el servicio, sin proyectar el impacto que puede ocasionar esto en el margen de riesgo de sus instalaciones.

La corresponsabilidad en la asignacion de salarios armonicos con la funcion de seguridad a toda una plantilla con responsabilidades contractuales de ese servicio tan importante es a igual tenor tanto para el empleador como para el cliente. Sobre ese particular hay abundante referencia legal, pero en particular la que mas incide es la recientemente aprobada Ley de Costos y Precios Justos que establece limites en los rendimientos empresariales, que tiene como objeto, entre otros fines "...la determinación de precios justos de bienes y servicios, mediante el analisis de las estructuras de costos, la fijación del porcentaje maximo de ganancia y la fiscalizacion efectiva de la actividad economica y comercial, a fin de proteger los ingresos de todas las ciudadanas y ciudadanos, y muy especialmente el salario de los trabajadoras y los trabajadores".

Las estructuras de costos que asignan rendimientos de bocado de leon al empleador, pero que le ahorran costos a clientes con suficiente capacidad de facturacion y que por añadidura asignan salarios de miseria con insuficiencias para pagar los peos de seguridad, no pueden tener otro calificativo que el de "negreros".

Visto asi, en una perspectiva muy analoga a la ley del embudo, la parte ancha corresponde para el proveedor de servicios y el cliente, en tanto que la manga mas estrecha es para el vigilante, y este al final resulta un tercero que lo que hace es cobrar un peo.

Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.





miércoles, 23 de julio de 2014

¿TA DURO?

Fig. 1.- Maduro se vende como duro en esta coyuntura, porque como contrapartida hay una oposición fragmentada y dispersa en sus propósitos.

 
 
Leo y releo algunas crónicas opositoras en torno a la transición inmediata en el régimen y me asaltan algunas dudas en relación a la pertinencia de la especie. Especialmente porque no se vislumbra en el panorama real, señal alguna que manifieste evidencias en la dirección de inestabilidad del régimen. Solo cuando la movilización de la calle y las guarimbas estuvieron en su máximo esplendor, el régimen exteriorizó una ligera convulsión que lo empujó a dialogar y a negociar con la nomenclatura de la MUD.
 Desde entonces, Maduro ha reforzado su gobierno en la calle y continua dando pasos en la dirección correcta de consolidar su propia fuerza. Mientras tanto en la oposición, los distintos vectores que cohabitan en la alianza democrática, halan para su lado de acuerdo a sus intereses, dirigen su ofensiva política y comunicacional rumbo a los desacuerdos  internos y disparan sus cañones dialecticos hacia sus propias  líneas, desmovilizando el grueso de la fuerza disidente de cara a los compromisos electorales más inmediatos, las elecciones parlamentarias del 2015 y la posibilidad de un referendo revocatorio en el 2016.
Nicolas Maduro no es ningún pendejo. Sigue la línea del régimen cubano y mientras la siga al pie de la letra continuara al frente, por encima del PSUV, de los militares del 4F y de una oposición que no termina de definirse unitariamente. Lo demás es paja.
Los últimos movimientos en el gobierno, las decisiones más recientes y los resultados de este congreso del PSUV deben apuntalar el liderazgo de Nicolas Maduro y terminar de arrinconar su alter ego rojo rojito en el régimen, “el diosdadismo”.
La ratificación de la Almirante en Jefe Carmen Meléndez y del General en Jefe  Vladimir Padrino Lopez en sus  cargos militares de Ministro de la Defensa y Comandante Estratégico Operacional, respectivamente, taponeó la posibilidad de designar un “histórico” del 4F. La salida del MG Alexis Lopez Ramirez del componente Ejército y el pase a la situación de retiro de la promoción del MG Miguel Rodriguez Torres, los aleja del mando de la fuerza que verdaderamente tiene las posibilidades reales de un golpe de estado. La designación del MG Izquierdo Torres orienta a una fuerza militar completamente “madurista” en el Ejército.
Poco a poco Nicolas ha ido consolidando su liderazgo hacia los uniformados y construyendo el “madurismo” a costa de la erradicación del chavismo en sus fuentes más originales, el Ejercito y el grupo de académicos e “intelectuales” que ayudaron a Hugo en la construcción del socialismo en su fase económica.
En esa guerra interna encubierta de Nicolas, para imponerse como un tolete solido dentro de las filas rojas rojitas circula el corrillo que el autor de la información que atribuye a Maria Gabriela el guiso del arroz argentino, fue el circulo de Maduro para debilitar el chavismo en su base mas intima, la familia Chávez.
Maduro ha ido blindándose de cara a las duras decisiones económicas que conforman su paquetazo que pronto anunciará. Sobre esos efectos  el régimen y su pulida maquinaria de propaganda, han venido vendiendo hacia el resto de los venezolanos, una imagen de unidad y solidez en la presencia de un  solo módulo político en  el PSUV.
Lo cierto es que corriendo solo – la MUD no termina de desenchufarse de los respiradores y continua boqueando – Nicolas Maduro ha venido pedaleando íngrimo y solitario desde Castillete hasta Punta Playa.
¿Esta duro Maduro? Vamos a esperar los anuncios económicos y después hablamos.


viernes, 28 de marzo de 2014

SE BUSCA UN (A) LIDER (ESA)

Fig. 1.- El horizonte del liderazgo venezolano para enfrentar la verdadera naturaleza del régimen, genera demasiada incertidumbre de cara al perfil de los verdaderos riesgos de su ejercicio.




Estamos a la búsqueda de alguien que pueda asumir el liderazgo de la oposición al régimen en esta coyuntura represiva y de violencia. Ese alguien debe encajar en el siguiente perfil y debe:


  1. Ser capaz de asumir los riesgos derivados del ejercicio de la política en esta coyuntura de violencia en Venezuela, sin ningún tipo de vacilaciones.
  2. Aceptar que los riesgos de ejercer el liderazgo en coyunturas como esta son el exilio, la clandestinidad y la cárcel.
  3. Asumir que uno de los riesgos heroicos del liderazgo en coyunturas como la actual en Venezuela es la muerte en la cárcel, en el exilio o en la clandestinidad.
  4. Comprender que la cárcel en este momento es una etapa en el proceso de liberación de Venezuela y asumir que el siguiente paso cuando se caiga detenido, es buscar los mecanismos para su evasión y liberación para reasumir el liderazgo en libertad.
  5. Entender que el exilio es para organizar la resistencia en el exterior, coordinar los apoyos internacionales en recursos humanos, materiales y financieros para organizar, equipar y adiestrar la fuerza que configurara desde afuera hacia adentro del país, la recuperación de Venezuela.
  6. Posesionarse en que el liderazgo en la clandestinidad es para continuar organizando las fuerzas bajo la presión de la persecución de los organismos de seguridad del régimen, supervisar la ejecución de los planes y enfrentar personalmente los riesgos contingentes de su situación (Cárcel o muerte).
  7. Estar consciente que la clandestinidad es la continua movilización entre “conchas” y entender los desplazamientos frecuentes para evitar la detención por parte del régimen, como una rutina de seguridad.
  8. Deducir que la clandestinidad significa distanciamiento de sus seres queridos y estar dispuesto a asumir ese sacrificio.

¿ALGUN CANDIDATO?







miércoles, 26 de marzo de 2014

COMUNICADO DE LA FANB (Y LOS COMENTARIOS Y OPINIONES DERIVADAS)

jueves, 20 de marzo de 2014

CARTA A MARIA CORINA