CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 10 de septiembre de 2009

ALIANZA PARA UNA VENEZUELA SIN TENSION

Me niego a seguir formando parte de la comparsa de los políticos. No tengo porque continuar haciéndole el caldo gordo a quienes se niegan a aceptar una realidad del tamaño del Avila. Hugo Chavez no va a salir por los caminos ortodoxos de una elección.

Los últimos acontecimientos indican que estamos durmiendo con el enemigo. El adversario mas importante debemos combatirlo adentro. Desde adentro se esta haciendo mas daño que el que incita la Revolución Bolivariana.

El Alo Presidente, las bandas armadas, las FARC, el narcotráfico, la corrupción, la inseguridad, la inflación y el militarismo nos esta circulando por las venas de todos los disidentes al Socialismo del Siglo XXI están incubados adentro. Tenemos que combatir el enemigo de adentro para poder enfrentar al externo. Es la única manera de verle solución en corto plazo a los males políticos de Venezuela. Leamos.

Nuestros compañeros de viaje en esta coyuntura – los lideres de los partidos políticos – están empeñados en trabajar para las elecciones del año 2.010 y del 2.012. Ignoran o se hacen los locos, cuando dejan de lado el ferreo control que tiene Hugo Chavez sobre los otros poderes públicos. Nada ganamos con participar en unas elecciones donde el arbitro (C.N.E) es otro Ministerio del Poder Popular y el responsable de la seguridad comicial (F.A.N) atiende con el "entendido Mi Comandante en Jefe" las directrices del Plan República, esgrimiendo el lema de Patria, Socialismo o Muerte…Venceremos.

En tanto y en cuanto no se depure el REP y las FAN no retornen a sus fueros constitucionales del articulo 328; todo esfuerzo electoral desembocará en una mayoría roja rojita para las elecciones locales y la Asamblea Nacional del año 2.010; y para las elecciones presidenciales una ratificación al mandato de Hugo Chavez de manera vitalicia en el 2.012. Esa realidad no la quieren ver los partidos políticos y sus lideres, o arrastran el temor de un encanamiento en El Rodeo. A no ser que, por debajo de cuerda, tengan un acuerdo de coexistencia con el régimen. Otra explicación lógica no cabe.

Contra esa fuerza adicional es que luchamos la gran mayoría de quienes asistimos a unas marchas históricas y no le vemos el queso a la tostada, al final de las mismas. Marchamos con nuestros koalas y a medida que vamos haciendo el desplazamiento, algunos compañeros de jornada se encargan de limitar el recorrido, de atenuar nuestras arrecheras contenidas, de canalizar las expresiones, de dispersar los esfuerzos, de atomizar las potencialidades y de colocar toda suerte de obstáculos para impedir la expresión popular y soberana de nuestras manifestaciones. Al final conseguimos en nuestros morrales unos insolitos bloques y hasta un saco de cemento colocados para cansarnos y reducirnos en las convocatorias; son los discursos de atemperamiento con que nos invitan a participar en las venideras elecciones y a seleccionar nuestros candidatos para participar de la fiesta.

Creo que llego el momento de pasar por encima de eso. Si queremos enfrentar el régimen y derrotarlo, antes debemos derrotar nuestros enemigos internos, nuestros quintacolumnas que han cumplido eficientemente su papel erosivo y desintegrador. Esos demonios internos de la disidencia han venido construyendo paulatinamente un camino electoral que no nos lleva a ninguna parte, vista la actual coyuntura del país.

Es el momento de construir una alternativa que una a la gran mayoría democrática del país y donde se establezca una plataforma de reencuentro de ese vasto sector que no atiende a identificaciones con el régimen, pero menos con el sector disidente que orienta sus esfuerzos a los procesos electorales, a pesar de la imposibilidad de una victoria comicial.

LA ABSTENCIÓN es una formula de lucha política muy compatible con el actual momento político y no ha sido ajena a nuestra historia de luchas. En el año 1.993, el mismo Hugo Chavez desde la cárcel fue alentador de esta estrategia política con limitados resultados para enfrentar el esquema electoral de las elecciones de ese año, que ganó Rafael Caldera. En el año 2.005, para las elecciones legislativas, la oposición de aquella oportunidad llamó a la abstención y obtuvo una victoria que se diluyó con la ausencia de otra planificación que complementara los resultados con otras expresiones políticas y acciones de calle.

El punto es que para diferenciar los caminos de la disidencia actual y para plantear una alternativa viable que solucione el grave problema político del país, LA ABSTENCION en este momento es una formula constitucional expedita y exenta de cualquier contaminación politiquera.

Venezuela tiene diez años al servicio de los objetivos militaristas y guerreristas de HUGO CHAVEZ, eso ha generado una gran tensión en la mayoría de los ciudadanos. Este es el momento de establecer una gran ALIANZA constitucional, para abrir los caminos de la democracia.

LA ABSTENCION es una gran bandera de movilización de la gran mayoría de los venezolanos que esta completamente consciente de la inutilidad de la via electoral con un C.N.E al servicio del régimen y una F.A.N completamente politizada y desnaturalizada en su rol constitucional.

LA ABSTENCION es una forma de acción completamente valida y legal, que facilitaría el proceso de UNIDAD de la gran mayoría de los venezolanos que marcha sin necesidad de una convocatoria, pero consciente de activarse democráticamente, para recuperar los caminos de la paz, la libertad, la independencia y la soberanía de Venezuela.

Los democratas debemos establecer una ALIANZA para recuperar a una VENEZUELA, SIN TENSION.