CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, 8 de septiembre de 2009

EL CAMINO

Tal cuál como se han venido presentando las cosas, no queda mas camino a las fuerzas democráticas y constitucionales del país, que orientar todos sus esfuerzos políticos para constituir un gran vector que sea capaz de aglutinar las aspiraciones del grueso contingente de venezolanos que está consciente de la salida del poder de Hugo Chávez por un camino distinto al electoral y que imponga un plazo lo suficientemente perentorio al régimen. La experiencia está dejando en el camino, las agendas ocultas de algunas organizaciones y otros liderazgos individuales que miran con prioridad las elecciones legislativas del venidero año de 2.010 y por esa misma vía la elección presidencial del año 2.012. Los ciudadanos han percibido que aquellos han exteriorizado una coexistencia con el régimen, de establecer los mecanismos políticos para consolidar una plataforma que les permita llegar en condiciones favorables a los procesos electorales inmediatos; para ello están obviando el férreo control y la absoluta fidelidad de los miembros de los poderes públicos a favor del régimen de la Revolución Bolivariana, especialmente en el poder electoral. Las individualidades del liderazgo visible que se encarna en la disidencia al régimen, tampoco termina de identificarse con la gran mayoría de quienes disienten de las políticas de la Revolución Bolivariana y el líder único. La gran mayoría se percibe como alentadora de la opción electoral y poco identificada con quienes se inscriben en un camino constitucional para la solución al problema político del país. De manera paralela puja otro grupo de individualidades identificadas con la izquierda, encabezadas por disidentes de la revolución y otras figuras que luchan por garantizar la permanencia de las fuerzas rojas rojitas actuales, a través de un proceso eleccionario, sin la perturbación del fenómeno militarista que caracteriza al actual régimen. Mientras no haya una depuración del Registro Electoral Permanente y se deslastre de la participación activa de la Fuerza Armada Nacional en la ejecución del Plan República; no habrá garantía de unas elecciones confiables y legitimas en sus resultados. Eso, no está planteado en el corto plazo en la Venezuela del Socialismo del Siglo XXI. La permanencia de Hugo Chávez y su régimen autoritario y autocrático, con identidades de una dictadura personalista, garantiza su permanencia en el poder por el ejercicio de todas las actividades comiciales venideras. Las convocatorias a marchar, que se animan desde el ciudadano que no tiene identificación política organizada, es una gran mayoría en la Venezuela que está ganada para empujar un cambio en el presente político, pero que no quiere regresar al pasado; para poder construir un futuro consolidado en la recuperación de la nacionalidad y de los valores de la democracia. Los caminos políticos iniciados a través de la marcha del 22 de agosto de 2.009 y la gigantesca concentración del pasado sábado 5 de septiembre y los resultados derivados en las agendas ocultas de los factores políticos ganados para construir las alternativas electorales de los años 2.010 y 2.012; obligan a los venezolanos ganados con la aplicación de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, a iniciar un proceso de deslinde del actual liderazgo político y a construir nuestra propia plataforma con la cual nos identifiquemos y seamos consecuentes en la definición de los objetivos políticos. Hay tareas comunes que nos unen, para el asentamiento de una nueva alternativa política, distinta al colaboracionismo y al conformismo entreguista de factores claramente alineados con el camino electoral, ellas son; 1. El desconocimiento de las leyes abiertamente violatorias al texto constitucional. 2. La reivindicación de los derechos humanos. 3. La defensa de nuestros presos políticos. 4. El ejercicio pleno de la libertad de expresión y de pensamiento a través de los canales legales. 5. El enfrentamiento a la persecución política y el hostigamiento policial, a través de la necesidad, la pertinencia, la oportunidad y la proporcionalidad. 6. La denuncia de la judicialización de la política. 7. La recuperación institucional de la Fuerza Armada Nacional, y 8. La permanente denuncia a la dictadura de Hugo Chávez; Estas tareas serán parte del proceso del retorno al estado de derecho en Venezuela y para garantizar la vigencia de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Esas serán las labores fundamentales que consideraremos como vías para la restitución constitucional y para recuperar la libertad, la independencia, la soberanía y la democracia en Venezuela. Bienvenidos los partidos políticos, las Organizaciones No Gubernamentales, la Asociaciones Civiles, los gremios, los estudiantes, los medios de comunicación, los vecinos y las individualidades en general. Esta es una jornada de todos. Creo que debemos constituirnos a partir de este momento, en una Asamblea de Ciudadanos a nivel nacional con las armas de la Constitución Nacional para resarcir el estado de derecho en Venezuela.