CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 25 de septiembre de 2009

LARRY KING CON RIQUI RIQUIN

 

Larry King entrevistó anoche a Hugo Chávez. No es el ánimo de esta crónica determinar si el talk showman norteamericano arrinconó al mandatario venezolano en sus respuestas, que lo hizo. Y si establecer un análisis de los mensajes que envió Hugo Chávez desde la entrevista.

Es obvio que el entrevistador no hizo de la producción de la entrevista, un alarde de detalles para hurgar en los antecedentes del entrevistado. Creo que se fue por lo más aparente de la vida política de Chávez y sin embargo eso bastó para desnudarlo y exponerlo ante la sociedad norteamericana. Un esfuerzo mínimo de producción hubiera terminado de sacar de las casillas al Presidente, quien permaneció en su esquina durante todo el programa, respondiendo a los dardos del locutor, periodista y presentador de origen judío de la cadena CNN.

Creo que Hugo Chávez fracasó en ese intento de matizarse y disminuirse en la agresividad que le es característica en sus intervenciones y en sus acciones. Me parece que quien perdió la brújula en ese camino de tratar de ganarse a la opinión pública norteamericana, es él. Estuvo perdido en la entrevista.

El primer mensaje de concertar esa entrevista con un icono mediático como el Sr. King y su programa en CNN que ven millones de norteamericanos de costa a costa, en una cadena comunicacional tan invasiva, debe haber contribuido a ratificar la opinión que tiene la mayoría norteamericana, de que el presidente venezolano es una amenaza para el sueño americano.

Un mandatario que ha cerrado medios de comunicación criollos, que ha hostigado empresas editoriales y que mantiene una política de arrinconamiento permanente a la prensa libre en Venezuela; lanza un mensaje en contrario cuando permite en la cumbre del imperio, una entrevista sin limitaciones al king del talk show por la principal cadena de televisión del imperio mesmo, con respuestas solicitando ser amigo de los norteamericanos cuando fue incapaz de condenar oportunamente el ataque del 11S, cuando es aliado de los tradicionales enemigos de la sociedad gringa, cuando sometió a un desconsiderado ataque a la institución presidencial norteamericana en la era Bush y cuando se concierta con la narcoguerrilla de las FARC, el principal cartel de la cocaína que invade el territorio continental . ¿No es un contrasentido?

El mismo entrevistado que le solicitó a Obama en el programa, que entregara a la justicia venezolana a Luis Posada Carriles para ser enjuiciado por la voladura del avión cubano donde murieron 74 personas, es el mismo que en el último viaje a Libia fue a felicitar a Abdel Basset Ali al-Megrahi, condenado por la voladura del avión Pan Am Airliner en Escocia con un saldo de 270 muertos y liberado posteriormente por medidas de gracia del gobierno escoces. En la entrevista con el Sr. King, Hugo Chávez esperaba que no hubiera dos Obama…pero ¿Quién esta exteriorizando una bipolaridad?

La respuesta sobre sus alianzas con las FARC y otras organizaciones terroristas, fue emblemática. Mientras exista Youtube, los blogs, Twitter, los portales electrónicos y Facebook (mayoritariamente usados en USA) una simple incursión a estas referencias se constituirán en los mas categóricos mentís a la declaración contenida en sus mentiras frescas. El discurso en la AN de Venezuela solicitando categoría de insurgencia a los narcotraficantes de las FARC, la carta a Carlos El Chacal, el minuto de silencio ofrendado a Raúl Reyes el numero 2 de las FARC, la estatua de Marulanda en el sector del 23 de enero (Detrás del Palacio Presidencial de Miraflores) deberían de habérsele estrujado a Hugo Chávez. ¿De Larry King a king de la mentira?

La pregunta sobre sus alianzas con los tradicionales enemigos de USA en el mundo árabe y la declarada enemistad con Israel, provocó una respuesta descocada y fuera de lugar. Creo que el Presidente Chávez no investigó que su entrevistador es de origen judío, pero más allá de eso, la declaración contribuyó a profundizar los recelos que existen en los altos medios políticos norteamericanos, especialmente en el Departamento de Estado y el Pentágono, que Hugo Chávez es una amenaza al interés de la democracia, la paz, la libertad y la independencia en el mundo occidental; criterios que van más allá de la Seguridad Nacional y el Interés Nacional de Estados Unidos de Norteamérica.

El tema nuclear y su enemistad con Estados Unidos lo desestabilizaron. Su balbuceante respuesta lo dejó sin argumento y exteriorizó que en el tema carece de la fundamentación correspondiente para satisfacer una investigación similar de la que tiene en este momento Irán. Un país que tiene las mayores de reserva de petróleo a largo plazo, gas del propiamente bueno y una potencialidad en la energía hidroeléctrica, no justifica en este momento acometer una carrera para la energía nuclear y continuar esa suerte de provocación permanente en la política mundial.

Hugo Chávez quiere jugar en las grandes ligas, pero del terrorismo nuclear y eso es peligroso para la seguridad de la nación venezolana. En algún momento se conocerán las interioridades de los acuerdos secretos de naturaleza militar que se han suscrito entre la República Bolivariana de Venezuela y Bielorusia, Irán y Rusia. Ojalá los detalles no tengan similitudes con la crisis que puso al borde del holocausto nuclear al mundo en octubre de 1.962, con Fidel Castro, Nikita Kruschev y John Kennedy de protagonistas en plena Guerra Fría. Los remito a la carta suscrita por Fidel en esa oportunidad, hacia Nikita donde incitaba a apretar el botón para desencadenar la tercera guerra mundial.

En este punto, Hugo Chávez olvida la noción de estado que siempre se ha manejado, en términos del procesamiento, valoración y conclusión de naciones serias con política exterior. Las expresiones de los altos dignatarios, cuando las vertebras con sus acciones permiten derivar inteligencia para la seguridad del estado. Con nuestro mandatario criollo los analistas de las cancillerías de nivel mundial, más allá de lo folclórico, ya deben haber deducido el nivel de amenaza, el estatus del peligro político, el grado de presión diplomática, las cotas de realidad y las categorías de pertinencia de eso que llaman Revolución Bolivariana para el patio interno y Socialismo del Siglo XXI para la sub región y el continente. No olvidemos, repito, a Fidel Castro y la crisis de los misiles del año 1.962, de eso vamos a hablar posteriormente.

La declaración de ratificar que el chorro de petróleo venezolano continuará fluyendo hacia el norte independientemente de los cursos y acciones políticas, es la expresión más importante de la entrevista. Hugo Chávez ha querido siempre deslindar de criterios económicos su revolución y ha mercadeado la conquista de otros mercados para el crudo venezolano. China, India, Rusia, Bielorusia y otros mercados antípodas forman parte de las ilusiones de Tribilin, para la construcción de unas alternativas distintas al consumo yanqui; pero eso no ha pasado más allá de sus acostumbrados truenos revolucionarios y de su huracán logorreico del Alo Presidente dominical. El crudo venezolano continuara alimentando las refinerías de Citgo, para la producción de la gasolina que se expende en las 18.000 estaciones de servicio norteamericanas, que contribuyen a facilitar el estilo de vida norteamericano, eso que llaman el sueño americano y que los venezolanos ya tenemos confirmado, es la misma aspiración de Hugo Chávez en la comodidad de sus hoteles cinco estrellas, los lujosos aviones, los trajes de corte burgués, las corbatas de seda italiana, las exquisitas viandas y mejores bebidas; y en sus satélites en eso que llamamos coloquialmente la boliburguesia. ¿De King a Riquin?

Su admiración hacia Fidel, su combate a la pobreza, la publicidad hacia el socialismo, fueron cortinas posteriores en la médula de la entrevista. Creo que el Señor King presentó a Hugo Chávez como un gran arribista inescrupuloso a quien le gusta la buena vida y las comodidades del capitalismo y en ese proceso de maquillaje político ha construido un discurso demagógico y populista montado sobre las carencias de los pobres. Un nuevo rico montado sobre las debilidades de una sociedad aporreada ancestralmente.

Finalizó la entrevista y salió raudo a tomar el lujoso Jet de Cubana de Aviación, directo hacia la Isla de Margarita, a la Cumbre de Mandatarios América del Sur y África, un club de amigos donde van a reunirse casi mil años de dictadura y amenazas a la paz, la democracia, la libertad, la independencia y la soberanía de los occidentales; todo eso financiado con los dineros del petróleo de los venezolanos. Una buena manera de responder a la pregunta que hizo Larry de… ¿Por qué los venezolanos con tanto dinero que ha ingresado, son tan pobres? Una excelente pregunta de King a Riquin.

Creo que erró sideralmente Hugo Chávez al concertar una entrevista con Larry King. La aparente ingenuidad de las preguntas del talk showman llevaba una curva rabo e cochino que lo expuso ante la sociedad norteamericana y su opinión pública, en la bestia tal cuál como es.

En todo caso la entrevista demostró y confirmó que el micrófono de un periodista puede hacer más daño que un misil.

Hugo Chávez un riquin a quien desnudó Larry King.