CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 4 de septiembre de 2009

DE MILITARES RETIRADOS

Uno de los sectores mas aporreados por la Revolucion Bolivariana, ha sido el militar. Hemos sido afectados desde el punto de vista corporativo, institucional y a nivel personal.

Como corporación hemos sufrido un desmembramiento significativo, hemos perdido la misión constitucional, hemos sido agotados en liderazgo, la dotación, la organización y el equipamiento es para consolidar el proyecto político de Hugo Chavez; se beneficia al leal al proyecto político y a quien haya pasado por las pruebas de fidelidad; la organización esta completamente atomizada y sometida a la lupa de los comisarios políticos.

Como institución, los valores fundamentales, esos que fueron norma de comportamiento de las antiguas Fuerzas Armadas Nacionales (FF.AA.NN) y la inicial Fuerza Armada Nacional (FAN) están al ras del suelo, la disciplina, la obediencia y la subordinación son recuerdos cercanos, pero recuerdos al fin que ya dejaron de ser una realidad en las que se sustentaba la institucionalidad, la amistad esta arrinconada por el vector político y ha sido segregada por la traición, la intriga y la maniobra; el honor ha sido decapitado por la corrupción, el lamesuelismo y la genuflexión; la fidelidad es una quimera; la lealtad es unidireccional hacia el líder único; la verticalidad en el desenvolvimiento institucional ha pasado a ser una horizontalidad entre superiores y subalternos que se confunde con una turba a punto de pasar a los niveles de enardecida; la jerarquía es una puta que se entrega a quien ofrezca y disponga.

En lo individual, el sector militar retirado es el pagapeo de los activos. Cuando el régimen quiere enviar un mensaje a los oficiales en situación de actividad, porque estén manifestando alguna situación de incomodidad corporativa o institucional, simplemente le aprieta los testículos a los militares retirados. El gobierno sabe que el destino definitivo de un militar es el retiro y la gran mayoría esta calificada como institucional. La mejor encuesta de la correlación de fuerzas en la institución militar está en los retirados; sin temor a equivocarme mas del 90 por ciento de los militares retirados esta en contra de las políticas militares del régimen y del desenvolvimiento político en general de la Revolución Bolivariana. La mejor manera de castigar a los militares en situación de actividad es negarle los beneficios socioeconómicos a los militares retirados para que los activos se vean en ese espejo y se cohíban de tomar alguna iniciativa que desnude al régimen en eso de que la Fuerza Armada Nacional es revolucionaria, socialista y roja rojita.

La gran mayoría de los militares retirados vive de su pensión. Allí es donde mas ha apretado el torniquete el régimen. Tiene mas de dos años el Ministerio de la Defensa, contraviniendo normas expresas del Tribunal Supremo de Justica y mandatos judiciales de cumplimiento en torno al reconocimiento de beneficios socioeconómicos para este sector. Esa circunstancia en otro sector socioeconómico hubiera sido causal para manifestaciones y el ejercicio de medidas de presión publica, para obligar su cumplimiento.

Creo que el Grupo Pichincha cumplió eficientemente su función de servir de ariete legal para poner en toda la perspectiva jurídica, la situación de los beneficios socioeconómicos de los militares retirados. Ahora hay que pasar a otro nivel de presión.

Creo que para los militares retirados es el momento de ejercer medidas publicas de presión, en la calle, con pancartas, agrupados como militares retirados, al margen del FIM, de la AMV, del IORFAN, y todo esa constelación de organizaciones de militares retirados que sirven de defensa de los beneficios socioeconómicos de quienes estamos en la tan aporreada situación de retiro.

Mañana sábado 5 de septiembre de 2.009 en la marcha convocada por la Sociedad Civil en Caracas, en la Avenida Francisco de Miranda es un buen momento para que los militares retirados se expresen como corporación, institución y a nivel individual.

Yo espero ver agarrados de la reja antimotines a la cúpula del Grupo Pichincha, del IORFAN, del FIM, de la AMV, de Fenasotropa y otros etc de los militares retirados, tragando gas del bueno y confrontando a la PM y la GN que comandaron en alguna oportunidad, para exigir como militares y como venezolanos, el restablecimiento de la Constitucion Nacional.

Yo estaré allí.