CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

viernes, 20 de agosto de 2010

EUCLIDES, EL GEOMETRA

Como un perfecto matemático en la ubicación de su posición política y en sus decisiones, debe desenvolverse el Concejal Euclides Cheremos, en la próxima elección de la nueva directiva de la Cámara Municipal de Pedro Zaraza para el último periodo de los concejales. Decimos como un verdadero matemático y sobre todo geómetra; porque en su responsabilidad reposa la vitalidad de la institucionalidad a nivel local.

Los últimos tiempos el Alcalde municipal, el Licenciado Freddy Ali Gómez ha venido jugando a reeditar la misma conducta secuestradora de los poderes nacionales, que ha observado el Presidente Chávez; solo que a nivel municipal. Como una mala copia (De por si el original es pésimo en el modelo democrático) ha querido asentar sus poderes de "conserje de la ciudad", mas allá de lo que se establece en la Ley Orgánica del Poder Publico Municipal.

La reciente detención en flagrancia del Contralor Municipal, el economista Justino Tovar; con una participación protagónica del burgomaestre, mas allá de las especulaciones sobre las verdaderas motivaciones de su participación en coyunta con un concejal, dicen bastante de las verdaderas intenciones de Ali. La motivación para tratar de taparear las irregularidades en muchas de las obras urbanas y rurales que se han ejecutado durante su gestión es un verdadero tufo que se emana desde el container putrefacto en que se ha convertido en menos de dos años el edificio municipal.

Con el mismo impulso que trató de manera fallida de ponerle la mano al Registro Principal, después del zarpazo arbitrario que defenestró a la Concejal Milvida Matute de la Presidencia de la Cámara Municipal, para tener vía libre y sin control en su administración; Ali hará lo posible y lo imposible para que la directiva del concejo repose en uno de sus mandaderos municipales que lo deje hacer todo a cambio de cualquier cosa.

Allí reside la responsabilidad de esta nueva directiva. En primer lugar frenar la voracidad institucional del alcalde, un político inescrupuloso que quiere asaltar todo género de institucionalidad local con el mismo ejemplo que lo hace a nivel central su jefe, el Teniente Coronel Hugo Chávez. En segundo lugar colocar en el nivel de control que corresponde según la ley a otro órgano del poder público municipal que tiene independencia y autonomía frente a los demás; pero que por añadidura tiene la responsabilidad de ejercer el control sobre los demás y es la expresión política más absoluta de democracia en el municipio.

De allí, la responsabilidad de los siete concejales. La correlación indica que los concejales José Antonio Hernández, Arelis Raquel Álvarez y Edith Álvarez Montenegro están alineados para continuar secundando al Alcalde en las arbitrariedades persistentes que han sido características de su gestión; y ubicados en la acera de enfrente se encuentran los concejales Rafael Celestino Pinto, Carmen Alvarado Rojas, Milvida Matute Bello y Euclides Cheremos Mania. Todo indica que la presidencia de la cámara recaerá en el Concejal Euclides Cheremos en tanto y en cuanto asuma su responsabilidad ciudadana y su compromiso con los electores, en un acto de conciencia institucional.

Un acto de renovación edilicia que modifique significativamente la correlación del poder interno en la cámara municipal, obligaría en primer término al retorno de los fueros institucionales a nivel local (tan aporreados por la bufonada del alcalde con el caso del contralor municipal) y obligaría a este a ejercer sus funciones y sus competencias estipuladas en la Ley Orgánica del Poder Publico Municipal, también descalabradas desde el mismo momento de su llegada al poder. Y sino que lo digan los vecinos con el lamentable estado del proceso de la recolección de la basura en la parroquia capital, con la ausencia del agua potable en la gran mayoría de los sectores, con la intermitencia del servicio eléctrico, con las pésimas condiciones de las vías rurales y urbanas. Eso configura un estado de desconexión de Ali con la realidad del municipio y la ocupación de su voluntad y su entusiasmo en otros intereses distintos a los cuales fue electo.

¿Porque el titulo de este texto? Porque el Concejal Euclides Ramón Cheremos Mania tiene en la decisión de aceptar la Presidencia de la Cámara Municipal con el apoyo de Alvarado, Matute y Pinto; el compromiso de devolverle la majestad a la cámara y recomponer la institucionalidad sacudida en este semestre. Pero además, sería una tremenda oportunidad para que el Alcalde Ali retome el camino del cumplimiento de sus competencias. Para ello Cheremos debe decidir con una posición de matemático y de geómetra. Ojala que Euclides saque muy bien sus cuentas. ¡Como el griego de la geometría y los tratados de matemáticas…Puro calculo ¡