CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 12 de febrero de 2011

MESA DE UNA SOLA PATA

La pelea

Tremendo espectáculo unitario se está exteriorizando en el municipio Pedro Zaraza. La pelea es a cuchillo entre dos sectores claramente diferenciados y enfrentados por el poder de ostentar la Secretaria Ejecutiva de la Mesa Unitaria Democrática en la jurisdicción, lo que pone en riesgo la unidad de los sectores democráticos que alientan un proceso de cambio en la localidad y en general a nivel nacional.

Por un lado se levanta la bandera de la continuidad en la actual gestión, la cual está al frente de esas responsabilidades desde el 16 de febrero de 1.999 y por el otro está vendiéndose la idea de la renovación en la políticas, en las líneas estratégicas y los factores de trazado de una nueva línea victoriosa después de dos derrotas electorales estrepitosas y consecutivas en el Municipio Pedro Zaraza.

El pasado 19 de enero de 2.011, a nivel central se aprobaron una serie de normas que reglamentan la estructura organizativa de la Mesa Unitaria Democrática a nivel central, regional y local; además se establecen los mecanismos funcionales y lo más importante; se acuerda el mecanismo para el proceso de toma de decisiones a nivel del organismo. Este indica que para arribar a acuerdos, estos deben estar fundamentados en el consenso y cuando no se logre, se vota con el respaldo del 70% de los votos logrados en las elecciones a la Asamblea Nacional del pasado 26 de septiembre de 2.010.

Este documento, traza el camino para evitar las desviaciones autoritarias y mandonas dentro de la entidad de staff que lo es la MUD y señala el nivel de relacionamiento y la ubicación del mismo con los partidos políticos, que al fin y al cabo son su razón de ser y sus mandatarios.

Como se ve hay orientaciones y referencias que señalan el camino a seguir.

La línea política de los factores democráticos alineados contra el continuismo de la Revolución Bolivariana y el Socialismo del siglo XXI expresados en la perpetuidad de Hugo Chávez en la presidencia de la república, no estaría en sintonía ética y moral de alentar ese mismo diseño en la Mesa de la Unidad Democrática a nivel central, regional y local.

En todos esos niveles, lo que se mercadea como malo desde el punto de vista democrático en el régimen rojo rojito, debe ser malo en la oposición. Aquí también opera eso de que la salsa que es buena para el pavo del gobierno, lo debe ser para la pava de la oposición. De no ser así, ni es mesa, ni es unitaria, ni es democrática.

El ejemplo debe arrancar en nuestras propias filas. Las mesas de una sola pata son más fáciles de tumbarlas.