CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 29 de abril de 2012

OPCIONES ANTE LA DERROTA DEL 7 DE OCTUBRE

Las Opciones del regimen

El régimen maneja sus números de las encuestas. Los organismos de seguridad del estado y los componentes de la FAN también echan sus guarismos. En eso que llaman proyecciones, el Candidato Presidente no queda muy bien parao el 7 de octubre. La gestión se terminará de erosionar en el tiempo. La inseguridad, el alto costo de la vida, la pésima gestión de los servicios en el gobierno central y sus aliados de gobernaciones y alcaldías, indican que la paliza que recibirá Hugo Chávez lo terminará de afectar física y emocionalmente. Eso no será bueno para su enfermedad.

El otro asunto, tiene que ver con la proyección de su enfermedad. La incertidumbre de su actual estado de salud y la realidad de su tumor, impacta sobremanera en la intención de voto. La posibilidad de renunciar a la candidatura y lo que es peor, un desenlace terminal, pone a boquear también la proyección de la vida política de la Revolución Bolivariana.

Ante estas potencialidades, el régimen tiene la obligación de manejar opciones de poder para garantizar la supervivencia política del proyecto revolucionario y de sus integrantes.

  • Una Junta Militar de Gobierno lleva a limites de suma cero el juego. La presión internacional, incluidos el de sus panas de Rusia y China terminará de arrinconar a los generales, quienes al final no tendrán ninguna posibilidad de negociación. El fardo de la acusación de narcotráfico y terrorismo de algunos de sus integrantes los terminará de exponer y reducir ante el multilateralismo y las democracias. El final de esta opción es corto y sin camino de negociar.
  •  
  • Una Junta Revolucionaria de Gobierno es mas potable políticamente, según la evaluación coyuntural. Tiene mas maquillaje constitucional la presencia del Vicepresidente asumiendo formalmente las riendas del ejecutivo. La presencia de un Rasputín como José Vicente Rangel abre el camino de los puentes con ese sector opositor que a hurtadillas, no se ha desvinculado del poder. Rangel Silva tendrá vida política en la junta hasta que la presión popular y mediática lo terminen de forzar a la renuncia; después, el y los militares acusados por narcos y terrorismo enfrentarán la justicia. Ese guanteo será hasta que se llame nuevamente a elecciones (Imagino que ya habían deducido la suspensión de las elecciones).

La opción que mas aplaque y aplace el camino de la violencia que el mismo régimen alentó desde las altas esferas, será la que tendrá mas viabilidad en el tiempo revolucionario.

Mientras tanto el 7 de octubre se pone distante. Al final, la FAN tendrá la ultima palabra…como siempre.