CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 11 de noviembre de 2012

CABEZA DE HUEVO…CON “H”

Cabeza de Huevo
Fig. 1.- El liderazgo de oposición debe trascender mas allá de los "Cabeza de Huevo" que "bajean" las soluciones de la Sociedad Civil.
La oposición ha venido sobreviviendo a sus derrotas con el oxigeno político de dos articulistas en estos últimos tiempos. Los textos que los fines de semana se emiten en los conceptos alrededor de los cuales se ha venido orbitando políticamente a lo largo de los últimos veinticinco años son recogidos muy bien por dos plumas del gallinero opuesto a la Revolución Bolivariana.

Los artículos sabatinos en el diario El Universal de Carlos Raúl Hernández (PhD D y MSC en Ciencias Políticas, Profesor Titular y Jefe de la cátedra América Latina de la UCV) y los de Carlos Blanco (Economista Summa Cum Laude, Master en Planificación y Doctorado de la Universidad Central de Venezuela. Es profesor Titular jubilado de esta Universidad. Es fellow del Weatherhead Center for International Affairs de la Universidad de Harvard y ha sido Investigador Asociado de esta institución. También fue fellow del David Rockefeller Center for Latin American Studies en Harvard) en su Tiempo de Palabra, resumen la conducta del sector que adversa a Hugo Chávez desde los lejanos tiempos de la conspiración militar en la década de los 80s.

Los fines de semana para la oposición, en la lectura de ambos articulistas, son de catarsis, de mea culpa, de recuerdos, de acuerdos y de balances no tan cuerdos, de cual ha sido el comportamiento del liderazgo democrático en las etapas pre y revolucionaria propiamente dicha.

Los artículos de este fin de semana en particular de Hernández y Blanco son emblemáticos. Mente de Pollo (10 de noviembre de 2.012) y (Re)cuerdos y (re)cuentos (11 de noviembre de 2.012) reflejan lo que ha sido el errático comportamiento del liderazgo democrático desde los lejanos días de los REIN (Reportes de Inteligencia) que proyectaban una conjura militar y civil alentada por figuras tan notables académicamente como Hernández y Blanco y tan soportadas intelectualmente por sillones de número en muchas de las academias del país.

Hernández señala particularmente que quienes han venido estrujando la idea del fraude en las recientes elecciones presidenciales y quienes sirvieron en bandeja de plata la cabeza de los emblemas democráticos a lo largo de estos últimos tiempos chavistas son “mentes de pollo” con lauros académicos similares a los de él y “Desprecian la política y la entienden menos que «un niño de doce años» como diría Schumpeter.”

Son “Mente de Pollo” según Hernández y esta es una lectura mía entre líneas, resumida cronológicamente el GD (Ej.) José Antonio Olavarría Jiménez, el GD (Ej.) Carlos Peñaloza Zambrano, el GD (Ej.) Fernando Ochoa Antich, Arturo Uslar Pietri y todos Los Notables, el Presidente Carlos Andrés Pérez, El Presidente Rafael Caldera, toda la claque del MAS que formó “El Chiripero”, Teodoro Petkof, Luis Miquilena, Cecilia Sosa, todos los que formaron parte del 11 de abril de 2.002, la Plaza Altamira y el paro de diciembre, todos los que alentaron la abstención de diciembre de 2.005 (Una figura clave fue Henry Ramos Allup) y quienes criticaron el exilio de Manuel Rosales. Pero, particularmente, son “Mente de Pollo” según la tesis de Hernández, quienes han venido insistiendo en la necesidad de hacer una evaluación del comportamiento opositor y exigir mejores condiciones al CNE, después del 7 de octubre de 2.012.

A todos los embarca en “La nave de los locos”, los fusila opináticamente “Antes que anochezca” y a quienes le huyen los reta a un “Duelo al amanecer”, no importa que sean apadrinados por “Mefisto y la secta fraudulenta”. Nada para sumar y multiplicar dentro de la oposición.

En tanto que Blanco es mas cuerdo y no desliza en sus textos la posibilidad de acuerdos entre gallos y medianoche bajo el tin tin del escoces. Valiéndose del recuerdo de lo acontecido hasta el momento propone que “hay que votar en estas próximas elecciones y hay que continuar mediante el debate, las luchas sociales, las alianzas cívico-militares, y una mejor disposición a que las diferencias se empleen en sumar y no restar.”

Tal cuál como se van presentando los acontecimientos político electorales del 16 de diciembre, las elecciones de alcaldes del próximo año y la realidad económica del país, los venezolanos en la urgencia de diseñar y estructurar un nuevo liderazgo, dejaran atrás las vacas sagradas de la opinión contiguas a gallinas viejas (no ponen nada) y enfrentaran los retos del año 2.013. Probablemente pasaran por encima de las elites académicas, intelectuales, políticas, culturales, económicas y sociales que han venido contribuyendo a sostener a la Revolución Bolivariana a fuerza de restas y divisiones, quien sabe con que propósitos.

Es verdad, el liderazgo de la oposición deberá estar por encima de “Mentes de Pollo”, pero no podemos salir de gallos con espuelas cortas para entrar bajo la tutela y la orientación politica de un perfecto “Cabeza de Huevo”…con “H”.