CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 8 de enero de 2014

CLAVES DE LA VIOLENCIA

Fig. 1.- La violencia que se ha entronizado en la sociedad venezolana en estos últimos 15 años, hay que buscarla  en sus raíces.

El asesinato de la ex Miss Venezuela 2.004 Mónica Spear es un aldabonazo que va mas allá del crimen ocurrido en la autopista Valencia - Puerto Cabello. Es una desgracia que enluta a otra familia venezolana, pero también a la sociedad en general,  que ha hecho de la violencia una manera de convivir y relacionarse.

No se trata de agregar un indicativo más a la estadística trágica y siniestra de la violencia en Venezuela. Ello debe constituir un chispazo para que toda la sociedad reaccione ante un concepto que ha sembrado el gobierno nacional desde hace 15 años, como una política de estado.

El régimen es la consecuencia de un hecho violento que sembró muerte y destrucción el 4 de febrero de 1.992. De hecho, la fecha es una conmemoración oficial que presenciamos anualmente en cadena de radio y televisión.

La campaña electoral que llevó a la presidencia al entonces candidato Hugo Chávez, fue un emblema de la muerte y una apología a la violencia cuando amenazó “freír la cabeza de los adecos en aceite” de llegar a la presidencia de la republica.

El mismo día de su juramentación, el 2 de febrero de 1.999, con la avenida Los Próceres full de pueblo, con todos los poderes públicos en pleno y ante los integrantes de la FAN estampó el concepto de lo que sería su combate a la pobreza con “el robo por necesidad”. Una manera de argumentar y justificar el delito y la violencia en todas sus derivaciones, hasta la definitiva que se sella con la muerte.

Al asumir la presidencia de la republica y ejercer su función constitucional de Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional obligó a sus integrantes a corear el lema “Patria, socialismo o muerte…Venceremos” en un claro llamado al terror y a la destrucción.

Además la exaltación permanente a la guerra, al equipamiento militar, el armamentismo, la calificación de enemigo de quienes adversan políticamente al régimen, los colectivos armados por el mismo régimen al margen de la ley, las alianzas políticas con factores abiertamente cultores de la violencia y gobiernos terroristas, la hermandad con jefes de gobierno y de estado perseguidos por crímenes de lessa humanidad, las agresiones en la asamblea nacional contra parlamentarios opositores, el uso de los niños en entrenamiento militar, son modelos hacia la violencia y la muerte en la construcción del hombre nuevo, que se alientan desde las altas esferas del régimen y se van incubando en las generaciones jóvenes.
Esas han sido las claves del origen, el crecimiento y el desarrollo de la violencia hasta alcanzar niveles de pasar por encima de la capacidad de los organismos del estado responsables de controlarla. De allí a la muerte solo hay una nueva cadena de radio y televisión.

Mónica Spear es una venezolana que cae bajo las balas de otros venezolanos que probablemente estaban robando por necesidad.

¿Cuándo nos tocará a nosotros?