CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

lunes, 24 de febrero de 2014

RIESGO CALCULADO

Fig. 1.- El General Vivas Perdomo sigue manifestando su consecuencia con su juramento militar de defender la patria y sus instituciones hasta perder la vida.
Las cosas han venido desarrollándose tan rápidamente en esta coyuntura política de protestas y violencia en #LaCalle  en Venezuela que no da tiempo para hacer análisis y sacar conclusiones. Estamos disparando desde la cintura con la palabra y no nos da tiempo de sentarnos a intercambiar la dinámica de la situación y escribirla. Hacer apreciaciones sobre la marcha, diseccionar los eventos y sacar alternativas para enfrentarlos es un lujo, otro evento se presenta y altera el análisis.

Eso en planificación militar se llama apreciación de la situación de conducción y es lo que generalmente hace un comandante en combate; tomar decisiones en un tris, algunas veces de manera instintiva y sin pasar por las fases que se aprenden en las escuelas de estado mayor para enfrentar una situación de riesgo para la misión.

Algo de eso ocurrió con el incidente del general del Ejercito Ángel Omar Vivas Perdomo. Todavía están calientes las palabras del general encaramado sobre una cornisa de su casa y la adrenalina de muchos (No del general) sigue corriendo a millón.

Veamos. El general Vivas es un tirador experto del Ejército, toda la vida ha sido amante de las armas y tiene la acreditación legal para portar armas en este momento. Si no me traiciona la memoria era integrante del equipo de tiro. Eso deja de lado la inexperiencia y la impericia en el manejo de las mismas que se pueda presumir. Eso no es lo importante.

Desde el momento en que se generó la crisis en la residencia del general Vivas, alertada por él mismo a través de las redes sociales y, anunciadas la noche anterior en cadena de radio y televisión por Nicolás Maduro, las decisiones de este no manejaron la reacción de Vivas Perdomo. Creo que el general si, como buen oficial de estado mayor.

Probablemente, cuando Vivas anuncia públicamente sobre su casa “ven a buscarme tu, Nicolás” en una clara manifestación de rebeldía y desconocimiento a la autoridad del presidente de la república, se hubiera pensado en una fanfarronada, pero al verlo apertrechado con un fusil  y su pistola de reglamento anunciando dispararle a quien entrara a su casa, eso obligó al jefe de la comisión de la DGCIM y unidades de la GNB presentes en el sitio a hacer las consultas a sus jefes respectivos.

¿Qué hubiera ocurrido si la comisión entra a la casa del general Vivas? Estoy completamente seguro que este hubiera abatido un mínimo de 6 y de repente más antes de caer de baja por lo numeroso de la comisión.

¿Se imaginan ustedes el escandalo hacia lo interno de la FAN y a nivel internacional? Esa debe haber sido la cuenta que sacó el jefe de la comisión cuando elevó muy presto, eso, a sus dos jefes funcionales, el Mayor General Rodríguez Torres, Ministro del Interior, Justicia y Paz; y el General de Brigada Iván Rafael Hernández Dala, Director General de Contrainteligencia Militar. Con el mismo impulso Rodríguez Torres y Hernández Dala le tiraron esa papa caliente a su Comandante en Jefe, a quien no le quedó más remedio que enrollar su lengua, guardarla en un buen lugar, replegarse en su decisión y ordenar la retirada de la comisión de la residencia del general Vivas.

Queda pésimo Maduro y aparentemente quedan bien Rodríguez Torres y Hernández Dala hacia lo interno de la FAN. A ninguno le conviene histórica e institucionalmente cargar con las culpas de haber asesinado a un compañero de armas y peor, a un general, por una coyuntura política. Era preferible sacrificar a Maduro, como en efecto ocurrió.

¿Qué deriva de la valiente actitud asumida por el general Vivas Perdomo para esta coyuntura? Hay que asumir los riesgos. Todos estamos poniendo en riesgo mucho, el principal, el futuro de nuestros hijos.

Fíjense, algunos me han deslizado sobre la “irresponsabilidad de Vivas” al poner en riesgo su familia. Eso no es tan en blanco y negro como se plantea y voy a transcribir algo que a esa misma hora de los eventos posteó en su muro de Facebook su esposa, la Sra. Estrella Vittora cuando se esperaba que las comisiones armadas iban a asaltar su residencia donde estaba ella, sus hijas y el general Vivas “MI ESPOSO ESTA LUCHANDO DE FRENTE CONTRA LOS CUBANOS Y LOS VENEZOLANOS QUE LE SIGUEN Y LE SIRVEN... DIOS SI TIENEN QUE MORIR HOY, SALVA LAS ALMAS DE LA FAMILIA VIVAS Y LLÉVALAS A TU GLORIA... AMEN!!!”


¿Verdad que ese riesgo calculado de este general valía la pena por la patria? Sobre todo porque el juramento de los militares es …prometéis a Dios y a la república en presencia de la bandera, defender la patria y sus instituciones hasta perder la vida…

El general Vivas Perdomo sigue siendo consecuente con el requerimiento moral de su juramento.