CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 23 de julio de 2014

¿TA DURO?

Fig. 1.- Maduro se vende como duro en esta coyuntura, porque como contrapartida hay una oposición fragmentada y dispersa en sus propósitos.

 
 
Leo y releo algunas crónicas opositoras en torno a la transición inmediata en el régimen y me asaltan algunas dudas en relación a la pertinencia de la especie. Especialmente porque no se vislumbra en el panorama real, señal alguna que manifieste evidencias en la dirección de inestabilidad del régimen. Solo cuando la movilización de la calle y las guarimbas estuvieron en su máximo esplendor, el régimen exteriorizó una ligera convulsión que lo empujó a dialogar y a negociar con la nomenclatura de la MUD.
 Desde entonces, Maduro ha reforzado su gobierno en la calle y continua dando pasos en la dirección correcta de consolidar su propia fuerza. Mientras tanto en la oposición, los distintos vectores que cohabitan en la alianza democrática, halan para su lado de acuerdo a sus intereses, dirigen su ofensiva política y comunicacional rumbo a los desacuerdos  internos y disparan sus cañones dialecticos hacia sus propias  líneas, desmovilizando el grueso de la fuerza disidente de cara a los compromisos electorales más inmediatos, las elecciones parlamentarias del 2015 y la posibilidad de un referendo revocatorio en el 2016.
Nicolas Maduro no es ningún pendejo. Sigue la línea del régimen cubano y mientras la siga al pie de la letra continuara al frente, por encima del PSUV, de los militares del 4F y de una oposición que no termina de definirse unitariamente. Lo demás es paja.
Los últimos movimientos en el gobierno, las decisiones más recientes y los resultados de este congreso del PSUV deben apuntalar el liderazgo de Nicolas Maduro y terminar de arrinconar su alter ego rojo rojito en el régimen, “el diosdadismo”.
La ratificación de la Almirante en Jefe Carmen Meléndez y del General en Jefe  Vladimir Padrino Lopez en sus  cargos militares de Ministro de la Defensa y Comandante Estratégico Operacional, respectivamente, taponeó la posibilidad de designar un “histórico” del 4F. La salida del MG Alexis Lopez Ramirez del componente Ejército y el pase a la situación de retiro de la promoción del MG Miguel Rodriguez Torres, los aleja del mando de la fuerza que verdaderamente tiene las posibilidades reales de un golpe de estado. La designación del MG Izquierdo Torres orienta a una fuerza militar completamente “madurista” en el Ejército.
Poco a poco Nicolas ha ido consolidando su liderazgo hacia los uniformados y construyendo el “madurismo” a costa de la erradicación del chavismo en sus fuentes más originales, el Ejercito y el grupo de académicos e “intelectuales” que ayudaron a Hugo en la construcción del socialismo en su fase económica.
En esa guerra interna encubierta de Nicolas, para imponerse como un tolete solido dentro de las filas rojas rojitas circula el corrillo que el autor de la información que atribuye a Maria Gabriela el guiso del arroz argentino, fue el circulo de Maduro para debilitar el chavismo en su base mas intima, la familia Chávez.
Maduro ha ido blindándose de cara a las duras decisiones económicas que conforman su paquetazo que pronto anunciará. Sobre esos efectos  el régimen y su pulida maquinaria de propaganda, han venido vendiendo hacia el resto de los venezolanos, una imagen de unidad y solidez en la presencia de un  solo módulo político en  el PSUV.
Lo cierto es que corriendo solo – la MUD no termina de desenchufarse de los respiradores y continua boqueando – Nicolas Maduro ha venido pedaleando íngrimo y solitario desde Castillete hasta Punta Playa.
¿Esta duro Maduro? Vamos a esperar los anuncios económicos y después hablamos.