CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

miércoles, 6 de agosto de 2014

TERCEROS COBRAPEO

Fig. 1.- Por los entresijos de las leyes, en algunas ocasiones, proveedores de servicios y clientes de los servicios de seguridad, asumen posiciones de "negreros"

Cobrapeo es la mejor denominacion que se le puede dar al trabajador de la seguridad ante la realidad de la novisima Ley Organica del trabajo, las trabajadoras y los trabajadores (LOTTT) y la implementacion real que le dan empleadores y clientes.
 
El nuevo ordenamiento laboral elimina la tercerizacion (Articulo 48) pero deja abierto el camino de los contratistas (Articulo 49) para encubrir la figura del tercero y por alli se encaraman los proveedores de servicios para mimetizar y amparar sus clausulas leoninas en perjuicio del trabajador y para apuntalar sus intereses.

En el caso de los trabajadores de la seguridad, que tienen un regimen especial por el servicio continuado de 11 horas al dia (Articulo 176) y un maximo de 42 semanales, proveedores y clientes hacen una yunta casi expresa y acordada para facturar y cancelar un servicio de primera categoria, exigirlo en su ejecución tambien de primera y al final - ambos - cancelar salarios de quinta.

Para el empleador (el principal beneficiario de la renta de los servicios del vigilante) la calidad en el perfil es marginal y mas accesoria lo es para el cliente, el cual para recibir una rebajita sacrifica potencialmente la calidad en el servicio, sin proyectar el impacto que puede ocasionar esto en el margen de riesgo de sus instalaciones.

La corresponsabilidad en la asignacion de salarios armonicos con la funcion de seguridad a toda una plantilla con responsabilidades contractuales de ese servicio tan importante es a igual tenor tanto para el empleador como para el cliente. Sobre ese particular hay abundante referencia legal, pero en particular la que mas incide es la recientemente aprobada Ley de Costos y Precios Justos que establece limites en los rendimientos empresariales, que tiene como objeto, entre otros fines "...la determinación de precios justos de bienes y servicios, mediante el analisis de las estructuras de costos, la fijación del porcentaje maximo de ganancia y la fiscalizacion efectiva de la actividad economica y comercial, a fin de proteger los ingresos de todas las ciudadanas y ciudadanos, y muy especialmente el salario de los trabajadoras y los trabajadores".

Las estructuras de costos que asignan rendimientos de bocado de leon al empleador, pero que le ahorran costos a clientes con suficiente capacidad de facturacion y que por añadidura asignan salarios de miseria con insuficiencias para pagar los peos de seguridad, no pueden tener otro calificativo que el de "negreros".

Visto asi, en una perspectiva muy analoga a la ley del embudo, la parte ancha corresponde para el proveedor de servicios y el cliente, en tanto que la manga mas estrecha es para el vigilante, y este al final resulta un tercero que lo que hace es cobrar un peo.

Enviado desde mi dispositivo movil BlackBerry® de Digitel.