CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, 4 de agosto de 2015

UNA ORACION PARA LA GUARDIA

Fig. 1.- La Guardia Nacional de Venezuela murió en 1.998 con la llegada de la Revolución Bolivariana

Desde la llegada de la Revolución Bolivariana al poder, la Guardia Nacional de Venezuela ha estado en capilla ardiente. Se la decretó el mismisimo Hugo Chavez. En algún momento quiso ejecutar la medida y se la trancaron las circunstancias. Especialmente las relacionadas con el 11 de abril de 2.002.

Desde entonces lo que hemos visto en las calles, ejerciendo la realidad de la represión y todo el lado negro del militarismo y la corrupción, ha sido un esperpento institucional con vanguardias como Los Colectivos y ese detritus organizacional que llaman Guardia del Pueblo.

No es siquiera el cadáver de una organización. Es otra forma de plano de la muerte. Es un componente que vive su propio purgatorio histórico y politico. Sus jefes han decretado una travesía per seculam seculorum, alimentándola de los morbos mas repudiables. 

Desde entonces siempre me ha asaltado esta curiosidad. ¿Dónde irían los actuales altos oficiales de la Guardia Nacional cuando mueran? 


Los viejos oficiales de la vieja institucionalidad tenían un discurso ante su muerte.

De allí este texto.

Cuando muere un alto oficial del Ejército, he leído – entre otras - estas inspiraciones de despedidas fúnebres del orador designado, generalmente un compañero de promoción “El General salió con su mochila de combate terciada a establecer su vivac ante el Dios de los Ejércitos. Mientras cruzaba la Línea de Partida (LP) terrenal desde su propia Posición de Ataque (PA) en sus comandos, partió a liderizar desde el cielo algunas legiones de ángeles y arcángeles para su gloria y su eternidad. En su Puesto de Comando (PC) ondeará siempre su estandarte de paz y de la amistad de quienes lo conocimos y estará a la diestra de Dios Padre hasta el momento de la resurrección.”

Esto lo leí para un marino y me gustó sobremanera, “Soltó amarras y levó anclas con un mar calmo, buen viento y proa hacia la inmortalidad El Almirante. Con el rumbo fijo al encuentro con el creador, su zafarrancho de combate era para bogar hacia la presencia del Padre Celestial en su pase a la eternidad. Finalizada la maniobra de atraque en el puerto paradisíaco, las salvas en la cubierta arcana fueron apagándose en el oleaje y en la serenidad de su travesía terrenal.

Este otro lo leí ante la muerte de un excelente oficial de la Aviación Militar “Mientras repasaba y ejecutaba todo el protocolo de despegue, empinó la nariz y surcó los cielos azules de la eternidad. Ni el ritmo de las hélices ni el trepidar de los motores, le impidieron alzar el vuelo magistral hacia el Dios Padre Todopoderoso. Más rápido, más alto y más lejos. Allá va nuestro General a aterrizar ante el Padre Celestial”

En estos 78 años desde su creación por el General en Jefe Eleazar Lopez Contreras, aniversario de la Guardia Nacional hoy 4 de agosto de 2015 ¿Qué podemos redactar para los altos mandos de la Guardia Nacional de Venezuela durante estos 17 años de revolución?


Alguien me puede ayudar a redactar.