CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

domingo, 22 de marzo de 2015

EPICA MILITAR BOLIVARIANA

Fig. 1.- La corrupción, el narcotráfico y al final, el terrorismo van a derrotar a la actual Fuerza Armada Nacional, en los campos de batalla de la moral y los principios.

La victoria política y militar de las FF.AA.NN en la década de los 60s contra la fuerza castro-guerrillera y la movilización militar con motivo de la incursión de la corbeta colombiana Caldas en el golfo de Venezuela fueron los más importantes pegamentos morales de la institución armada venezolana.

Quienes formaban parte de las unidades de cazadores portaban orgullosos sus boinas del verde matizado que los diferenciaban emocional y organizacionalmente del resto de sus compañeros de armas; en tanto el resto de las armas y los servicios del Ejército se nutrían moralmente del entrenamiento para la hipótesis "Verde" del conflicto con Colombia.

Así se nuclearon moral y emocionalmente los integrantes del Ejército y los demás componentes de las FF.AA.NN durante los cuarenta años de la democracia instituida a partir del 23 de enero de 1958. La cohesión de sus responsabilidades constitucionales establecidas en la carta magna aprobada en 1961 le dio la proyección de una institución "al servicio de la república".

Esos dos anclajes del sentido de pertenencia de la institución armada - La experiencia de combate y el entrenamiento profesional - fueron borrados tendenciosamente por el nuevo régimen establecido a partir de 1998 con la llegada del Teniente Coronel  Hugo Chávez al poder. Solo una fuerza militar aferrada al cumplimiento de sus deberes fundamentales podía poner en peligro, la estabilidad de un régimen orientado a perpetuarse en poder en una violación abierta a la constitución nacional.

En ausencia de una épica construida sobre el cumplimiento de sus propios deberes constitucionales, la actual institución armada ha venido trabajando empujada por la cúpula politizada de sus generales y almirantes para escribir una crónica absurda e insensata de una organización al servicio de una persona y de una parcialidad política.

La gesta que está sustituyendo los arquetipos de la boina de cazador y el uniforme de campaña en el Ejercito y el resto de los componentes es la gorra tricolor con el logo del 4F a un lado y la franela roja con la cara boceteada de Chávez. Las comisiones hacia los teatros de operaciones antiguerrilleros y hacia las bases de protección fronteriza han sido sustituidas por desatinadas marchas cívico-militares para oír consignas y discursos de cliché de los años 60s. La oposición política ocupó el lugar del enemigo interno que se alzaba en armas contra la constitución y la república, y el imperio relevó a Colombia en el enemigo externo en magnitud de sus fuerzas, cercanía y composición de sus vectores políticos, económicos, sociales y militares. Las emboscadas ya no son en las montañas del Turimiquire, El Bachiller o en las serranías de Falcón, todo eso es una rutina urbana que se agazapa en plazas, esquinas y pasos peatonales. Los bandoleros ahora, no se atrincheran a orillas de carreteras y en lo profundo de las vaguadas a esperar el paso de los "convoyes" y las patrullas para detonar las cargas mortales de la balalaika, ahora simplemente jinetean sus motocicletas con el amparo de los colectivos y desde una esquina, en yunta con la Guardia del Pueblo, descargan sus fusiles y pistolas ante una marcha política inerme.

El Cepo, Salistral, La Gloria, El Mortero, El Potrero, El Cucharo, El Jobo y otras emboscadas emblemáticas de los combates de los teatros de operaciones anti-guerrilleras han trasladado sus fosos de tiradores hacia las esquinas de nuestras principales ciudades, para que un puñado de venezolanos puedan masacrar a otros venezolanos, bajo la complicidad de los jefes militares.

Las movilizaciones no son ahora para la defensa de la soberanía y la integridad territorial en el territorio del Esequivo y si, para salvaguardar del largo brazo de la justicia a criminales, sindicados de robar dineros públicos, imputados de alianzas con el terrorismo y convictos del tráfico de cocaína.

Las proezas militares no son ahora para defender la constitución y la nación en general, las hazañas se construyen en estos tiempos revolucionarios para defender el legado de Chávez, la imposición del socialismo y la derrota del imperialismo planetario. No me jodan.

Mientras esas pamplinadas ocurren, también se van concretando derrotas bien sustantivas en torno a valores y principios ancestrales que si hicieron que Venezuela tuviera uno de los mejores ejércitos equipados en Latinoamérica.

Las batallas en las explanadas de la legalidad, los escrúpulos y la moral han rendido sus estandartes al general corrupción, al mariscal narcotráfico y poco a poco con delicadeza de relojero,  el comandante terrorismo ha consolidado su cabeza de playa o de puente entre Castillete y Punta de Playa, la isla de Aves y la catarata de Huá, para que Hamás, Hezbollah, FARC y otras fuerzas asimétricas proyecten sus planificaciones paramilitares hacia el norte del continente.

Cuando los estandartes militares terminen de rendirse ante estas tres fuerzas letales (Corrupción, narcotráfico y terrorismo) y se imponga la potencia de la nacionalidad, se debe abrir otro camino para el resarcimiento institucional y constitucional de una nueva Fuerza Armada Nacional.

Entretanto, esa es la institucionalidad militar construida en torno a una persona y una parcialidad política.

Pero… ¿tiene bases sólidas? ¿Tendrá futuro? Yo creo que no.

martes, 17 de marzo de 2015

¿SOMOS UNA AMENAZA?

Fig. 1.- El unico protagonista "vivo" de la Crisis de Los Misiles de 1962 es Fidel Castro y en sus dias finales puede poner al mundo nuevamente a las puertas de un holocausto nuclear.




El 1ero de septiembre de 1939, un loquito hiperclorhídrico con delirios de grandeza y de dominio mundial ordenó la invasión a Polonia y se dio comienzo a la Segunda Guerra Mundial. 6 años después con el lanzamiento de dos bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, con un saldo entre 50  y 70 millones de víctimas, con el deterioro material, económico y moral de las naciones involucradas, un Adolfo Hitler suicidado y la rendición de Japón, el mundo entró en la Guerra Fría.

Al finalizar la 2da Guerra Mundial en 1945, el mundo se dividió en dos grandes bloques políticos, económicos, sociales y militares encabezados por las dos grandes potencias. La amenaza para ambos era el arma nuclear y en torno a ella definieron el concepto estratégico nacional. La disuasión, la contención, la disuasión máxima y la destrucción mutua asegurada fueron parte de las estrategias desarrolladas para evitar la utilización de este tipo de armas, o bien para obtener una hipotética ventaja en caso de una guerra nuclear.

La crisis de los misiles en Cuba en octubre de 1962 – alentada por el Mesías caribeño – puso al mundo al borde del holocausto nuclear. Ha sido la única vez que en los Estados Unidos se ha alcanzado el nivel de DEFCON 2. Una vez solucionada la crisis se activó el llamado teléfono rojo, con el fin de subsanar posibles malentendidos sobre la cuestión nuclear.

La amenaza prioritaria hasta ese momento lo fue el arma nuclear.

A partir del 9 de noviembre de 1989, con la caída del Muro de Berlín, la desaparición de la Unión Soviética y la manifestación estruendosa del fracaso de la revolución soviética después de 70 años, el concepto de la amenaza para los Estados Unidos cambió y se inició un proceso de reformulación de las misiones de las fuerzas armadas occidentales. El arma nuclear pasó a un segundo plano y la amenaza se orientó hacia el terrorismo internacional, el narcotráfico, la corrupción, el medio ambiente y los ataques a la democracia y los derechos humanos.

Dos ejemplos, de cómo los Estados Unidos han reorientado su calificación de la amenaza lo han sido Pablo Escobar y los carteles colombianos de la cocaína a finales de los 80s y después del 11S con Osama Ben Laden y Al Quaeda. La invasión del territorio continental con miles de toneladas de cocaína y la destrucción de las torres gemelas en Nueva York con los ataques suicidas de 2001, se constituyeron en una flagrante amenaza a la sociedad norteamericana y al corazón del american way of life.

A partir de 1998 el régimen de la revolución bolivariana, encabezado por Hugo Chávez ha estimulado la construcción de una alternativa de poder mundial distinta a USA y ha focalizado su esfuerzo en vender política, económica, militar y socialmente la idea de un mundo multipolar. Para ello ha establecido alianzas secretas con China, Rusia, Bielorrusia, Irán, Siria, y prioritariamente con Cuba a nivel global.

A nivel regional ha penetrado con la geopolítica del petróleo, la subregión del Caribe, el sur y el centro del continente americano con la creación de organismos multilaterales como Alba, Unasur, PetroCaribe, Celac con la evidente intención de consolidar un bloque de poder distinto al statu quo.

Pero además, de manera paralela, han sido evidentes sus simpatías con movimientos armados globales, procedentes del medio oriente como Hamás, Hezbollah de abierta calificación terrorista por los Estados Unidos y a nivel regional su afinidad con la organización guerrillera las FARC de Colombia, la cual ha sido también calificada como uno de los más grandes carteles mundiales de la cocaína.

Las denuncias recientes de la detección de  350.000 millones de dólares de un abultado correaje de transacciones que permitían que dinero procedente de la corrupción en Venezuela ingresara al sistema financiero internacional a través de bancos de Andorra, España y Suiza, disparó las alarmas en el centro de las finanzas mundiales. Ese centro gira aun en torno a Estados Unidos, para pesar politico de los camaradas.

Cuando se reúne una cantidad tan exorbitante de dinero procedente de la corrupción, con los escrúpulos del narcotráfico que sirve de puente en Venezuela para exportar cocaína hacia Europa y Estados Unidos, con el terrorismo internacional procedente del medio oriente y el local, y se amarran a las debilidades democráticas de Venezuela en materia de derechos humanos, estado de derecho y de alternabilidad de poder; las posibilidades de concertarse un grupo de estados forajidos desde Venezuela para construir, disponer y disparar un arma nuclear, y servir de cabeza de puente o de playa para cualquier golpe de mano de los enemigos globales de Estados Unidos, son casi una realidad.

Remenber la crisis de los misiles de 1962 y a uno de sus protagonistas extremos, quien aun estando en sus días finales, tiene una peligrosa influencia política directa en Venezuela.

Con esos hechos, un nuevo loquito hiperclorhídrico como el de 1939 puede poner al mundo nuevamente al borde de un holocausto.

¿Somos una amenaza? …Disponga usted de las cámaras.

domingo, 15 de marzo de 2015

MANIOBRAS MILITARES "ESCUDO BOLIVARIANO"

Fig. 1.- El asesor comunicacional del Ministro Vladimir  le jugó una bien buena al calificar las maniobras militares ruso-venezolanas como "Escudo Bolivariano", en una clara alusión a la caricatura de Vladdo.


Hola amigos. Un comentario en relación a las maniobras militares ruso venezolanas, denominadas “Escudo Bolivariano”. Ni fueron maniobras, ni fueron militares, ni participaron rusos y su origen no es venezolano.

Paso a explicar. Unas maniobras militares se hacen para ensayar los planes militares. Para ello se escribe un libreto, se desarrolla una situación general y otra particular y se asignan tareas a los comandos involucrados para evaluar sus decisiones, sus órdenes y sus acciones. Eso, en esta “maniobra” (Entre comillada) no ocurrió así.

Las maniobras militares también sirven para evaluar el apresto operacional, es decir se examina el liderazgo, la moral, el entrenamiento, el equipamiento, el despliegue estratégico, la distribución del mando, el mantenimiento y eso, en estos tiempos de cuestionamiento de la institución militar por la penetración de factores políticos y la participación de su cúpula en morbos sociales como el narcotráfico, la corrupción y el terrorismo la coloca en niveles de reprobación. Están raspados.

En síntesis, no fue una maniobra, la participación de militares fue mínima y mucho malandro en nómina de colectivo, no es originaria de Venezuela y si, de Cuba y el equipo militar ruso que participó, fue acompañado de material chino y…sorpresa, gringo del imperio.

Fue una improvisación bien apresurada dictada desde Cuba, en una respuesta política a la decisión del Presidente Barack Obama de calificar a Venezuela como una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.

En ausencia de pueblo en este momento, el régimen apela a su único soporte. La Fuerza Armada Nacional en una caricaturización del concepto constitucional de la Defensa Integral, para respaldar esa payasada revolucionaria roja rojita de la unión cívico – militar.

Esta “maniobra militar” (Siempre entre comillas) tuvo dos excelentes resultados. El ensayo de la huida de Nicolás Maduro hacia Nicaragua, cuando llegue el momento de “vámonos mi general, que pescuezo no retoña” que le salió perfecto, y la denominación de la “maniobra militar” (Sigue entre comillas) como “Escudo Bolivariano”, me imagino que en alusión al escudo nacional que ilustró perfectamente el caricaturista colombiano Vladdo.

Muchas gracias.

viernes, 13 de marzo de 2015

LOS SIETE

Fig. 1.- Manuel Antonio Noriega en plena efervescencia politica blande un machete para amenazar cualquier injerencia extraña en Panamá.


Un buen análisis de contenido a la Orden Ejecutiva dictada el día 9 de marzo de 2015 por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama expresa muchas cosas. En primer lugar la constitución de Venezuela como  “una inusual y extraordinaria amenaza a la seguridad nacional y política exterior de los Estados Unidos” es algo que debe analizarse más allá de las líneas de la orden. Luego está lo que realmente deriva de lo inusual de desatar una crisis no tan cercana a la de los misiles del año 1962, pero sí muy estrecha a la de Panamá en 1989. La coyuntura política de Venezuela con Maduro no se parece a la Cuba de Fidel Castro de aquel entonces y si tiene mucho de contigüidad con la Panamá de Manuel Antonio Noriega.

Las sustancias de la orden son completamente de naturaleza económica y se esmeran en “los bienes e intereses de propiedad (De los siete afectados) que se encuentran en los Estados Unidos”. Debemos recordar que todo el sistema financiero mundial pasa, reside y permanece en el gigante del norte a pesar de lo que digan tendenciosamente los camaradas. Los derechos humanos en Venezuela son parte de la causa.

Veamos. El jueves 12 de marzo de 2015, unas declaraciones del General John Kelly, Jefe del Comando Sur de USA destacan  que Venezuela está “cerca del colapso y de implosionar” debido a su “triste” situación económica.

Sigamos viendo. Cuando desmenuzamos el origen institucional de los siete afectados conseguimos la siguiente distribución 3 son oficiales de la GNB (Noguera, Benavides, Vivas), 2 son oficiales del Ejército (González, Bernal), uno es integrante de la PNB (Pérez) y la dama es integrante del ministerio público (Harrington). Esa lista y su distribución en el origen, no es casualidad.

Los gringos saben que el escenario más potencial es el de la explosión social peor que el del Caracazo del año 1989 y en esa proyección saben que los actores más importantes serán la Guardia Nacional inicialmente con la Policía Nacional Bolivariana y el SEBIN, y posteriormente de acuerdo a la escalada de la violencia, el Ejército en la calle con todo el poder de fuego que significa su salida a reprimir. Durante el desarrollo de ese libreto, al final todo se inclinará hacia donde digan los líderes del Ejército, fundamentalmente empujados por los resultados de esa violencia (Muertos, heridos, prisioneros, etc.) y lo que significa en el futuro por la punibilidad (Ministerio Publico) en la violación de los derechos humanos. Nicolás Maduro y la nomenclatura del régimen, en este momento, son prisioneros de esa posibilidad. Allí reside la fundamentación de la inclusión de “los siete” en la orden ejecutiva.

Además, recordemos la sensibilidad que existe en la sociedad norteamericana, por los ataques del 11S a todo lo que huela al terrorismo. A pesar de que la orden ejecutiva es de naturaleza económica y su etiqueta al final es la corrupción todo proyecta – entre líneas – que su objetivo es alertar en algunas instituciones sobre el terrorismo que se está incubando en Venezuela procedente del medio oriente. Solo allí se justifica una orden ejecutiva para declarar a Venezuela como una amenaza a la seguridad de Estados Unidos.

Los dineros recientemente encontrados en el sistema bancario suizo y de Andorra, que ocultan fortunas individuales y corporativas de camaradas y entidades del estado (PDVSA) y de la revolución roja rojita en Venezuela, vinculadas al tráfico de drogas, metales preciosos, corrupción, armas y seguidores del terrorismo internacional en el eje del mal (Corea del Norte, Bielorrusia, Irán, y sorpresa…el Ejército Islámico) han disparado las alarmas en el sistema financiero internacional, léase Estados Unidos.

Entre lo que está y no está incluido en la orden ejecutiva del presidente Barack Obama hay terrorismo, narcotráfico y corrupción montados en el tema de los derechos humanos en Venezuela y los bienes con ese origen, propiedad de venezolanos con poder en instituciones fundamentales.

Ante la posibilidad de un nuevo “Carajazo” que active un escenario de violación a los derechos humanos con protagonistas dentro de la Guardia Nacional Bolivariana, Ejército, SEBIN, Policía Nacional Bolivariana y el Ministerio Publico, allí tienen un buen mensaje.

Manuel Antonio Noriega pasó 20 años en una cárcel federal norteamericana.


Los siete son el mensaje. Los destinatarios ya ustedes saben quienes son.