CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 13 de julio de 2017

MEMORIAS PARA UN CAMARADA

En los primeros años de la democracia después del 23 de enero de 1958, uno paseaba por la soledad de las calles que despuntaban en el desarrollo de los pueblos, en la paz del sistema que se iniciaba y en la calma de la unidad de todos los venezolanos.

Sin grillos, sin SN, sin Miguel Silvio Sanz y sin las sirenas de las patrullas que sacaban a venezolanos de madrugada (como hoy) y apuntaba a una casa silenciosa y de puertas cerradas permanentemente. "Allí vivía fulano de tal un perezjimenista de uña en el rabo. Defendió un sistema de impunidad, de corrupción y de violaciones a los derechos humanos". Ese estigma lo arrastraron sus hijos y familiares inmediatos como quien arrastra un gato muerto por el rabo, hasta que la misma democracia lo diluyó en el recuerdo.

Así pasará cuando el chavismo sea una referencia indicada por un asterisco que llame en letricas chiquitas en todo texto que uno lea; * "Régimen instalado en 1998 en Venezuela sustentado por narcotraficantes, corruptos, violadores de derechos humanos y aliados del terrorismo internacional".

Entonces cuando esta vaina que llaman revolución bolivariana, sea historia negra y uno vuelva a pasar frente a una casa, cerrada siempre con el pasador de las abominaciones y las inmoralidades, sin ningún atisbo de vida rutinaria y con los asaltos de las vergüenzas que arrastrarán los que lo descienden, dirá cualquier viandante " allí vive mengano, un chavista de uña en el rabo y pezuña en el cerebro que defendió al chavismo de manera hiperclorhídrica y en contigüidad del mecate, para colgarse de la alcayata más cercana. Le faltó valor."


Paz a sus restos en vida.