¿QUE HACE LA DIFERENCIA?


Uno lee este tipo de noticias internacionales y lo asalta la inquietud sobre el barro con que se fraguaron estos mandos militares venezolanos actuales y los de otros lares.

Una comparación sin profundizar, sin meter el dedo hasta las interioridades, solo nadando en la superficie de los generales y almirantes rojos rojitos, en sus decires y obras, empuja a una lapidaria pregunta/conclusión… ¿de dónde salieron estos carajos? Solo un cromosoma Y de alguno de los malandros castellanos acompañantes de Lope de Aguirre El Tirano mezclado con el cromosoma X de Malintzin, la indígena nahua que fue entregada a Hernán Cortez en calidad de “regalo” y que la historiografía ha aparejado como el estereotipo de la traición es capaz de conceder la nación y su soberanía a cambio espejitos personales. Por eso es que nada más atinado que las líneas investigativas del Dr. Francisco Herrera Luque en sus "Viajeros de Indias" y "La huella perenne" para describir la realidad militar que tiene secuestrado el futuro de los venezolanos.

Hijos de Marina (la castellanización de Malintzin) y de algún castellano arreado desde alguno de los barracones criminales desde el Puerto de Palos de Moguer para cualquiera de los cuatro viajes de Colon, el espermatozoide más rápido de la conquista y colonización del nuevo mundo se proyectó 500 años después…en Venezuela.

El detritus social que espoleó don Cristóforo en sus tres carabelas, mientras navegaba en la mar océano y en los viajes posteriores, es un poderoso antecedente cromosomático que reside latentemente en el ADN de muchos de los venezolanos, pero que particularmente se ha expresado en los militares actuales que levantan la mano izquierda para berrear marrulleros el sol de Venezuela nace en el Esequibo mientras se babean gritando Chávez vive mirando hacia Cuba con las fotografías de Fidel, El Che y Carlos Marx haciendo de espalderas.

La dimisión de este general francés, el jefe militar más encumbrado en la estructura de mando gala, por los desacuerdos presupuestarios con su comandante en jefe, que es el equivalente a mantener criterios propios e independencia de opinión y consecuencia a sus arquetipos personales, políticos, ideológicos, constitucionales e institucionales; y del otro lado las posiciones caribes, fanatizadas y nariceadas a nivel de plasma sanguíneo y con obsesiones para atesorar El Dorado mítico personal, a contravía del cumplimiento del artículo 328 de la carta magna, de generales como Padrino, Reverol, González, Benavides, etc. y otros que no por pasar a retiro dejan de tener responsabilidad en el presente y el futuro de Venezuela, nos obligan a poner en la balanza los dos enfoques y a lanzar una pregunta inevitable ¿qué hace la diferencia?

¿Un espermatozoide?

Entradas populares

Imagen

DUDA ¿RAZONABLE?